Blog

Los errores comunes del plan estratégico

plan estrategico blogAutor Fuente: Executive Education INCAE

Estrategia es organizar a largo plazo el desarrollo de una empresa. Es normal que los planes se desvían de lo previsto, a pesar de que se realice con las mejores técnicas.

“La planeación es muy difícil, sobre todo la del futuro”, decía un colega sarcástico. Pero un problema totalmente distinto al hacer un plan son las equivocaciones en el método. Obviamente tener un plan estratégico no garantiza el éxito, porque se puede hacer mal. Quisiera resaltar tres errores protuberantes en la manera de hacer un plan, que he detectado en la práctica de demasiadas empresas; me referiré al método para hacer un plan estratégico más común en el mundo.

De las seis o siete maneras de hacer un plan estratégico, el método DOFA (SWOT, FODA) que desarrollaron en Harvard hace décadas, es el más utilizado y también uno de los más sencillos. Esta sencillez puede llevar a simplificaciones y errores. En algunas empresas se analizan solamente los cuatro temas centrales del esquema:

  • Oportunidades que están abiertas a cualquier empresa dentro de las grandes tendencias económicas, tecnológicas, culturales o sociales en el sector de sus actividades.
  • Amenazas que se ciernen sobre las empresas del sector, originadas en los mismos factores.
  • Fortalezas de la empresa comparadas con la competencia.
  • Debilidades comparativas actuales de la organización.

El modelo completo es mucho más complejo, y un primer error elemental está en basar los planes de acción futura en simplemente cuatro listas de factores.

Un segundo error muy común en el uso del DOFA está en identificar “Oportunidades” y “Amenazas” directamente relacionadas con la situación actual de la propia empresa o institución. De eso no se trata. El análisis debe realizarse sobre las oportunidades y amenazas que tendría cualquier empresa del sector, sin centrarse en la propia, para hacer un análisis amplio del sector completo.

De manera similar, el tercer error es analizar las “fortalezas” y “debilidades” internas de la empresa sin entender que debe hacerse comparativamente con las empresas de la competencia: por ejemplo, si todas son fuertes en finanzas esta no es una fortaleza para basar la estrategia.

El esquema completo requiere analizar con detalle las estrategias de las empresas competidoras, la evolución del modelo de negocio y de los factores críticos de éxito en el sector; finalmente, el plan detallado y secuencial de objetivos y acciones estratégicas enmarcado en una visión y misión de la empresa. Esta manera de hacer un plan estratégico es interactiva en el sentido de que los diferentes elementos se refuerzan mutuamente todo el tiempo.

“Flaca es toda humana previsión/ pues en más de una ocasión/ sale lo que no se espera”, nos dice el poeta. Pero podemos evitar algunas fallas si no caemos en los errores descritos y si finalmente tenemos claro que tener un plan no basta, ya que es fundamental la reacción frente a imprevistos y cambios.

La mitad del éxito estratégico está en la realización y en las pilas para detectar y enderezar el rumbo. La esencia de la estrategia es la escogencia ante diversas opciones, un arte que se ejerce a lo largo del tiempo y en procesos de aguda competencia con otras empresas que también quieren triunfar.

¿Cómo hacer un plan estratégico?

Para tener éxito a la hora de conceptualizar y ejecutar un plan estratégico sostenible y efectivo dentro de su organización, es necesario contar con herramientas científicamente probadas. Eso, precisamente, es lo que le ofrece INCAE Business School y la Cámara de Comercio de Cuenca:

Fecha: 27 de octubre de 2017 - 09h00 a 18h00
Lugar: Cuenca - Ecuador

Ver más...